Castelló al mes
Castelló al mes - Twitter Castelló al mes - Facebook Castelló al mes - Instagram

ATAULA Gastrobar (Hotel Jaime I - Castellón de la Plana)

¡ATAULA! Gastrobar (Castellón)

 

 

Hoy nos quedamos en Castellón para probar los platos del chef Rafael Gresa, visitamos ¡ATAULA! Gastrobar, establecimiento que lleva abierto apenas un año. El restaurante pertenece al Hotel Sercotel Jaime I. Tras el éxito de la cadena hotelera con el restaurante del Hotel Luz, vemos cómo el grupo sigue apostando por la gastronomía y buen ejemplo de ello es el local donde nos encontramos.

 

El espacio tiene mucho encanto y el ambiente es muy agradable, destaca un mobiliario de diseño actual, moderno y de tono desenfadado. Nos recibe el jefe de sala Javier Salgado quien nos explica los diferentes menús que ofertan, además de la carta.

 

Ofrecen dos menús, uno corto que consta de tres entrantes, un segundo y un postre; y el menú gastronómico que consta de diez platos, ocho salados y dos postres. Es muy interesante la propuesta que realizan de maridaje para acompañar las diferentes elaboraciones. Y lo más importante, los menús se modifican mensualmente, lo que le permite al chef utilizar los productos de temporada. Sin más, y como reza el nombre del establecimiento, no podemos resistirnos a sentarnos ¡ATAULA!.

Détox de carlota y sashimi de sardina

Para comenzar nos sirven este aperitivo fresco y sabroso. Sobre un licuado de zanahoria con un toque de jengibre, encontramos unas láminas de sardina; unas perlas de wasabi le aportan un punto divertido. Unos germinados de mandarina terminan el plato, este matiz nos dejó encantados. Un plato que hace un guiño a las nuevas tendencias de los batidos desintoxicantes, convirtiéndose en un bocado excelente.

 

Marinados marinos

Sobre una cama de ajo verde de guisantes y cilantro encontramos cinco lomos de pescados marinados. Le acompaña taquitos de huevas de maruca y huevas de salmón. Unos brotes refrescan el bocado. Un plato sabroso, donde no predominan los vinagres y se respeta la textura de los diferentes pescados.

 

El dúo dinámico

Plato de contrastes, de mar y montaña. Primero nos sirven un nigiri de langostino y trufa de verano y después uno de panceta ibérica. Los dos bocados están ricos, pero el segundo es mucho más goloso porque la salsa yakiniku (propia de las barbacoas japonesas) potencia el sabor de la carne.

Pad thai de calamar

Tiras de calamar salteado en su jugo, con cilantro y una picada de cacahuetes. Nos recuerda a unos calamares encebollados pero con una apariencia oriental.

 

Tataki de asado negro

Versión del plato venezolano, combina el ajo negro y la presa ibérica. Se trata de una propuesta original donde el punto de cocción y el sabor casan a la perfección. Destacamos la salsa del asado negro, debería convertirse en un elemento esencial de todos los menús.

 

Arroz thai y pulpo de roca asado en hoja de banano

Arroz que queda cremoso al añadirle una emulsión de coco y lima. El pulpo que lo acompaña tiene una textura agradable. Plato interesante.

 

Ají de perdiz

Versión de la receta peruana. La carne de la perdiz queda desmechada y tiene un matiz picante. El bocado es untuoso, de sabor potente. Los fideos de arroz frito le aportan al plato un toque picante y una especie de polvo de aceituna negra termina el plato.

 

 

Ensalada de frutas del bosque y trompetillas

Postre fresco y sabroso. Sobre una base de crema pastelera encontramos diferentes frutas del bosque. Un toque dulzón de miel y las trompetas confitadas contrastan con la acidez del helado y las frutas. Sorprendente la trompeta en almíbar.

 

Panna cotta de higos y haba tonkan

Una panna cotta diferente, encontramos sobre ésta un helado de haba tonka que le aporta unos matices amargos que son agradables y que contrastan a la perfección con la mermelada de higo de la base.

 

Visitar el restaurante ¡ATAULA! ha sido una experiencia divertida y sorprendente. Sin duda, el chef Rafael Gresa propone una cocina que nos hace viajar a través de la gastronomía de diferentes países, nos acerca a diferentes culturas. Los platos son realizados con mucho mimo y el chef les aporta su particular visión desde el dominio de las bases de cocina y del sabor tradicional de la comida española. La simbiosis conceptual de su oferta gastronómica no deja indiferente.

 

Nos encontramos con una carta de vinos moderna, dinámica y agradable, en la que notamos la mano del jefe de sala, Javier Salgado.

 

Javier se ha basado en sus gustos personales y recomendaciones de profesionales del sector para tener esta carta, en la que vemos una amplia gama de cervezas tanto clásicas como artesanas, así como espumosos de calidad, (cavas, sidras y champagnes), vinos tintos, blancos y rosados, de gran parte de la geografía española, e internacional.

También encontramos una gran variedad de vinos por copas y entre ellos nos sorprende la gama de dulces y fortificados.

 

Cabe destacar los menús maridados, un acierto para los amantes de los vinos, ya que se tiene la posibilidad de catar varios en diferentes platos, (muy recomendable).

 

Nuestro menú maridado fue el siguiente:

Un aperitivo de "Detox de carlota y sashimi de sardina", con una sidra ecológica, MAELOC, elaborada 100% con manzanas ecológicas gallegas, con un color amarillo dorado, un aroma de notas frutales, equilibrado y un sabor dulce, chispeante y con notas cítricas.

 

Los dos primeros platos del menú, "marinados marinos" y "niguiri de langostino y trufa de verano" y "niguiri de panceta ibérica bbq", con un espumoso de la D.O. Cava AA MIRGIN, Brut Nature reserva, con las variedades xarel.lo, macabeo, parellada y chardonnay, ligero, estructurado, afrutado y con buena acidez.

Para las "tortitas de plátano y pad thai de calamar", y el "tataki de asado negro" nos sirvieron un vino blanco de la D.O. Xerez , Ximenez-Spinola Exceptional Harvest, elaborado con uva Pedro Ximénez, con un color oro intenso, un aroma frutal y a especias dulces, en boca es corpulento, sedoso y con un final largo.

 

Con el "arroz thai y pulpo de roca" y el "ají de perdiz" con otro espumoso, esta vez rosado MIRGIN ROSÉ, con pinot noir y mataró, color rosado ligero, con aromas de crianza, y en boca ligero y fresco, recordando aromas a frutas rojas.

Y para postre "ensalada de frutas del bosque y trompetillas" y "panna cotta de higos y haba tonkan", con un dulce, DOLÇ MATARÓ, color cereza intenso, con aromas a fruta confitada, higos secos y piel de naranja, en boca es untuoso, sabroso y dulce.

 

Un verdadero placer.

 

¡ATAULA! Gastrobar (Hotel Jaime I)

Ronda Mijares, 67. Castellón

Teléfono: 964 25 03 00

www.hoteljaimei.com/restaurante