Castelló al mes
Castelló al mes - Twitter Castelló al mes - Facebook Castelló al mes - Instagram

LINO RESTAURANT by Modesto Fabregat (Castellón)

LINO RESTAURANT by Modesto Fabregat (Castellón)

 

Desde 1876 el Casino Antiguo se sitúa en el espacio urbano denominado Puerta del Sol, en la esquina del Carrer d’Enmig, en un antiguo Palacio que, en 1923, el arquitecto Francisco Maristany se encargó de reformar, dando lugar a este emblemático edificio asociado desde siempre a la cultura y al ocio de Castellón.

El carácter, la distinción y la elegancia de este edificio se refleja en su tradición gastronómica y lo encontramos en su restaurante, regentado por Lino, que junto al reconocido chef castellonense Modesto Fabregat, han diseñado una propuesta gastronómica variada y muy interesante.

En las mismas instalaciones nos encontramos con diferentes espacios como el Restaurante de carta, la zona de terraza y chill out, el restaurante de socios y los salones de banquetes.

En uno de sus múltiples espacios gastronómicos, bajo una bóveda de tonalidades doradas y pinturas al fresco, fuimos los afortunados invitados que degustamos los manjares que prepararon para este reportaje, como ustedes podrán comprobar, repleto de refinadas sorpresas para los sentidos.

Cuenta con cuatro cartas, cuyas portadas diseñadas por el artista Cándido, aluden a las cuatro estaciones y a los platos que ofrecen, y que se actualiza periódicamente. Para esta ocasión se preparó un menú de transición del verano al otoño.

 

La selección de tres aceites de las laderas del Mediterráneo, Arbequina, Canetera y Farga milenaria, acompañados de pan de Els Ibarsos, sirvió de antesala para un menú especial:

 

Un salmorejo con mejillones al vapor rematado con germinados. Ligero, especiado, con personalidad, así fue este refrescante comienzo.

 

 

El siguiente plato, un tataki de atún con quenelle de berenjena ahumada y tomate de temporada, aderezado con lima y cilantro. Una ecléctica armonía de matices del Mediterráneo, de Japón y de Perú, una obra de arte efímera en el plato y perenne en la memoria gustativa.

 

El calamar al grill con huevo poché y rovellones fue el responsable de que se acabara el pan, de tanto rebañar el plato. La cocción del huevo a baja temperatura es perfecta, la clara suave y cremosa, y la yema líquida se convirtió en la salsa perfecta para este mar y montaña actualizado.

La Fura a la mantequilla negra, un elegante pescado blanco cocinado con esta salsa de la cocina clásica, acompañado de un colorido vergel de crujientes tirabeques, mini berenjenas, tápenas, pimiento rojo y pimiento amarillo, en su justa medida, en su justo punto.

 

La cocina terminó con otro de los platos clásicos a los que Modesto le da su toque personal, Pularda a la Royal, excelente en su ejecución, fina, sabrosa y muy bien acompañada con crema de boniato y su poderoso jugo de asado.

 

Una tradición gastronómica que se pretende recuperar en este ilustrado establecimiento, es el carro de quesos, con una oferta de los mejores artesanos de la zona, para esta ocasión tres quesos emblemáticos: Servilleta d’Almassora, queso de Almedijar y queso de Sant Mateu, complementados con uvas y nueces. Sabores que permanecerán en el retrogusto por un largo período.

Y el colofón a este banquete, el suave semifrío de melocotón, con helado de yogur y frutos del bosque, contrastados con una tierra de curry. Fresco, aromático y sorprendente.

 

Un placer para los sentidos, un lujo al alcance de todos, del que nadie debería prescindir

 

 

 

 

Carta de vinos del Restaurante del Real Casino Antiguo de Castellón

En el restaurante del Real Casino Antiguo de Castellón, le dan muchísima importancia a la carta de vinos. Basta con echarle una ojeada para ver que se preocupan de tener una carta muy completa y dinámica.

 

Es una carta abierta a los posibles cambios que se pueden dar durante el año, si hace falta se puede retocar incluso todas las semanas, no sin antes catar los nuevos vinos y con la idea clara de poder aconsejar a sus clientes, y esa es la labor que hace el sumiller Lino Sanchis, junto a su equipo. Vinos de casi todas las denominaciones de origen de España, así como algún que otro extranjero completan la gran carta de vinos.

 

Lino nos deleitó con un maridaje de diferentes vinos para cada plato, cosa que es de agradecer, que queden restaurantes que quieran darle la importancia que tiene cada uno de sus vinos, que en definitiva lo que consiguen es la mayor satisfacción posible para el cliente con cada plato.

 

Para el salmorejo con mejillones, nos lo maridó con un oloroso, Don Nuño de Bodegas Lustau, D.O. Xerez. 100% palomino fino, con un color de oro viejo oscuro, aromas penetrantes de madera y en boca sabores a chocolate negro, nueces y castañas asadas.

 

A continuación un tataki de atún, con un albariño de Rias Baixas, Vionta, suave y ligero, para que resaltara el tataki de atún. Color amarillo pajizo brillante, aromas frutales, alguna de ellas tropicales, en boca tiene una acidez agradable, fruta madura y muy aromático.

 

Con el tercer plato, un calamar al grill con huevo poché y rovellones, lo acompañamos con un vino blanco del Penedés, Pinoteamo de bodegas Gramona, un homenaje a las variedades pinot. Con un color cebolla con ribete cobrizo, una nariz perfumada, con presencia de frutillos rojos, toques florales y fruta de hueso, en boca tiene una entrada amplia, contundente, larga y persistente.

El cuarto plato, una fura a la mantequilla negra, maridada con una garnacha blanca de la Terra Alta, Diorama, de bodegas Pinord. Color amarillo con toques acerados, intenso aroma a frutas y a cítricos, en boca resalta la acidez, el cuerpo y un post gusto largo y agradable.

 

Para la pularda, nos atrevimos con 2 vinos “viejos”, Inspiración Valdemar Graciano 2001, D.O. Ca. Rioja y Hisenda Miret Garnacha 2005, D.O. Penedés. Inspiración Valdemar Graciano 2001, color teja debido a su edad, aromas maduros y especiados, bastante cerrado en un primer momento, pero luego se fue abriendo, en boca amplio y potente pero ya con poca acidez. Hisenda Miret Garnacha 2005, color teja, pero no tan marcado como el anterior, fruta muy madura y licoroso, aromas de tierra mojada, en boca es dócil y con una acidez suficiente.

Dos vinos con muchos años a sus espaldas, está muy bien poder catar añadas como estas, pero no dejéis de pensar que esto es una lotería, los vinos de guarda están elaborados para poder guardarlos, nunca mejor dicho, pero si queréis un consejo, no los dejes tanto tiempo descansando, los vinos son para catarlos y disfrutarlos, y si pueden ser en su momento óptimo, mucho mejor.

 

Continuamos con una selección del gran carro de quesos que tienen, no dejéis de pedirlo. Y también con el semifrío de melocotón con helado de yogurt, frutos rojos y tierra de curry.

 

Lino Sanchis y Modesto Fabregat, forman un buen tándem, sala y cocina siempre deben de ir de la mano. Pasen por el Restaurante del Real Casino Antiguo de Castellón y disfruten.

 

Lino Restaurant by Modesto Fabregat

Real Casino Antiguo de Castellón

Plaza Puerta del Sol, 1

12001 Castellón de la Plana

Telf: 964 22 58 00