Castelló al mes
Castelló al mes - Twitter Castelló al mes - Facebook Castelló al mes - Instagram

Restaurant El Cigró (Castelló)

EL CIGRÓ RESTAURANT

 

Cicer arietinum, nombre en latín de esta formidable leguminosa de cultivo milenario. De alto valor nutritivo, está presente en numerosos platos de todo el mundo como el hummus (puré de garbanzos sazonado), falafel (croqueta de garbanzos), pakora (verduras rebozadas con harina de garbanzos y huevo), graiba (pastel cilíndrico de harina de garbanzo, azúcar y mantequilla), etc. y presente en nuestras mesas en ollas, pucheros, cocidos, guisos, también forma parte de algunas recetas tradicionales como nuestro arròs al forn, y “les farinetes”, entre otros.

 

Pues bien, sin más preámbulos, vamos a hincarle el diente al siguiente reportaje. Para esta ocasión, nos desplazamos a la calle Crevillent, 5 de Castelló; en una animada zona de comercio, ocio y gastronomía, muy cerca del centro, ideal para llegar andando desde prácticamente cualquier rincón de la ciudad.

 

El Cigró, restaurante regentado por Tesa Luís, responsable de sala y Henry L. Medina, Chef, abierto desde septiembre de 2014, y parece que llevan toda la vida en el panorama gastronómico de Castelló.

Tesa es de Castelló, y eso se nota por su amor a la terreta, y que sirve de inspiración y guía a Henry, Chef que estudió en la Escuela de Hostelería de Castelló y se formó en numerosos restaurantes de prestigio, consiguiendo un standard muy elevado, muy democrático. “El éxito es la relación calidad-precio, unido al buen servicio y los pequeños detalles” nos apunta Tesa.

 

Es un lugar agradable, donde sientan cómodamente más de 60 comensales, en función del tipo de mesa, y hace honor a su grito de guerra o frase publicitaria: una cocina diferente y sutil. La idea es proporcionar una amplia gama de ofertas gastronómicas adaptadas a cada circunstancia y cubrir las expectativas de los clientes. En invierno platos más de cuchara, en verano más frescos, con la presencia de tiraditos y ceviches.

La ecuación es sencilla: Entrantes individuales o centro mesa, Segundos o Arroces y Postres. Y la retórica aclaratoria.

 

Menú de diario, con dos entrantes a elegir, un plato principal y un postre.

Menú de sábado y domingo y por las noches se propone la amplia y apetecible carta. En cualquier caso está disponible como opción entrantes adicionales y algunas sugerencias de temporada y de mercado, que suponen una atractiva alternativa por un justo sobreprecio. También cuenta con dos menús de degustación muy completos, que están disponibles bien con la bebida aparte o bien con la bodega incluida a un precio fijo.

 

Sobradamente conocido por los vecinos de Castelló, que saben de las bondades de su gastronomía, actual, seductora y amable, una cocina sencilla, de marcado acento mediterráneo, con toques de la nueva cocina peruana, sin estridencias, sin exageraciones, sin atrevimientos innecesarios, sensaciones aptas para todos los paladares, originales y sabrosos. Y para confirmarlo, les mostramos la siguiente colección de platos que el Chef Henry ha preparado.

 

Hoy nos encontramos con un ambiente animado, comidas de empresa y celebraciones de amigos, personas que saben apreciar la calidad de una cocina saludable. Nos presentan un menú con tres entrantes y un arroz, una de las opciones más recomendables. Comenzamos con los entrantes:

 

Entre un humus y una causa limeña de salmón ahumado con salsa tártara de olivas negras: Una combinación de puré de patata, puré de garbanzos y refrescante lima, sirven de cama al salmón ahumado y las huevas de salmón, acompañado de hojas frescas, tomate cherry y flor de conillet (Antirrhinum majus) aderezado con la salsa tártara de olivas negras, casi una tapenade, y aceite de oliva virgen. Es un buen principio, sencillo, elegante y sorprendente, nos ha abierto las papilas gustativas… y la mente.

Nuestra Olleta de la Plana con ravioli de langostinos, manitas y espinacas: Nos deleitamos con este plato tradicional de la Plana, un delicioso potaje de hortalizas típicas: bajoquetes, patata, nabo, zanahoria, garbanzos cómo no, y por supuesto calabaza, con una pincelada de Romesco. El resultado es un delicioso y reconstituyente caldo ligado que ha evolucionado hacia un mar y montaña gracias a su fundente ravioli de manitas y los langostinos, pelados pero con su cabeza. Entra por los ojos y se perpetuará en el recuerdo, servido en bowl caliente y con el toque fresco que proporciona los brotes de bulbos. Henry nos ha revelado la Olleta Premium ¡Nos ha conquistado!

 

Berenjena asada y ahumada con queso de cabra y cecina: La textura melosa de la berenjena ahumada, el cremoso rulo de cabra y la cecina atemperada, dan como resultado un excelente “coupage”, servido en una botella de vino cortada longitudinalmente que parece de ficción, guarnecido con arándanos y grosellas que nos recuerdan los matices del Ribera del Duero con que acompañamos la comida y dan sentido a esta presentación. ¡Está buenísimo! Seguro habrá quórum entre los clientes.

 

Arroz de gamba roja con sepia y alcachofas: Servido en una paella de ferro en el centro de la mesa, a la manera tradicional, como en l’alqueria. Aunque si se desea, se puede emplatar. Unos milímetros de altura, las alcachofas fundentes, la gamba sabrosa, la sepia y el sabor intenso que proporciona un buen fumet, color pálido, sin aditivos y con el arroz con todas las texturas que nos gustan: en su punto un poco al dente, con su socarraet, jugoso pero suelto. Valoramos la sencillez, el mérito de los ingredientes de calidad y el resultado de la técnica: Arroz y sabor.

El camarero nos devuelve de la concentración en la que quedamos sumidos por las sensaciones que nos transmite cada cucharada: humilde pero sorprendente, evolucionado respecto a lo ya conocido. Nos ofrece los postres y continúa el placer de nuestros sentidos.

 

Cheesecake de frutos rojos con yogurth y galleta caramelizada: Una espuma de frutos rojos acompañada de helado de yogur, sirope de frambuesa y crumble de galleta caramelizada, perfecto para los más golosos de la familia y para los que no gusten de inventos. ¡No defrauda!

Espuma de Mascarpone con helado de café y cacao: Postre anteriormente conocido como Tiramisú, actualizado para lograr un postre ligero y sabroso, eliminando la pesadez y para ganar en agrado y ligereza, una deconstrucción en toda regla para los amantes de los postres clásicos.

 

Nuestra tarta de manzana caramelizada con frutos secos: Esfera caliente de manzana, pasta, pasas y mucho sabor, acompañado de helado de Granny Smith y lámina crujiente de hojaldre de mantequilla caramelizado. La interpretación de Henry de la tarta de manzana, le ha dado la vuelta a las texturas para sorprender al paladar, una solución que nos ha gustado ya busca la filosofía de la receta original.

 

Buñuelos de coca de Castelló: Terminamos con unos deliciosos, originales y muy entrañables buñuelos, muy de Castelló, acompañan al café y la cumplida carta de infusiones. Un café y una infusión de menta chocolate para finalizar esta agradable comida en este recomendable establecimiento.

 

Se agradece encontrarse restaurantes como este, referentes en calidad y honestidad en sus propuestas, bien estructurado, sin engaños, sin excesos. Cocina de verdad.

 

Selección de vinos clásicos y modernos

 

Tesa Luis, de formación autodidacta, ha sabido elaborar una carta exclusiva con una selección de vinos clásicos y modernos, atendiendo al gusto de sus clientes.

A pesar de que viene del mundo de la banca, su pasión por la cultura del vino la ha llevado a realizar diferentes cursos, asistir a ferias e intentar saber y conocer más sobre sumillería y enología para realizar una carta en la que destaca una rotación constante de vinos, a medida del consumo.

Para nuestra comida, Tesa nos ofreció un vino tinto de la Denominación de Origen de Ribera del Duero, Semele 2015, de la Bodega Montebaco. Elaborado con 90% de Tinto fino y 10% de Merlot, y 12 meses en barrica.

Con un color cereza, se impone un aroma con toques de café y frutos rojos maduros. En boca tiene una entrada fresca y amable, equilibrado, sin demasiada acidez.

Para el postre, pudimos probar un cava Dominio de la Vega Expression Brut Reserva 2016.

Sin duda, El Cigró les hará disfrutar

 

El Cigró Restaurant

C/ Crevillent, 5, Castelló

Teléfono: 661 58 72 47

Facebook: Restaurant El Cigró