Castelló al mes
Castelló al mes - Twitter Castelló al mes - Facebook Castelló al mes - Instagram

Restaurante FLOTE (Castellón)

FLOTE RESTAURANTE (Castellón)

 

Nuestra visita mensual nos lleva esta vez al centro de Castellón, concretamente a la calle Navarra, donde encontramos el restaurante Flote. Nos recibe Adrián Merenciano, chef y gerente del establecimiento, quien nos muestra los diferentes espacios del restaurante, donde predomina el blanco en todos los espacios y está decorado de forma sencilla, pero muy agradable. Consta de dos comedores con una capacidad para 36 comensales. Destaca la cocina abierta, sin paredes ni cristaleras.

La oferta gastronómica se basa de dos menús degustación, uno corto de 9 platos y el largo de 12 platos. Van cambiándolos por completo cada dos o tres semanas, lo que hace que en cada una de las visitas nos sorprenda con platos completamente diferentes.

 

Las propuestas de Adrián, cocinero autodidacta, hunden sus raíces en la cocina clásica, mediterránea, donde los productos de temporada son la base de todos sus platos. Los elabora sin un patrón preestablecido, basándose en la inspiración del momento, del producto e incorporando algún guiño a la cocina internacional, adaptándola y reinterpretándola a los sabores de nuestra cocina.

Entramos en materia

Ensalada de espárragos confitados en ajo blanco

Refrescante ensalada para empezar el menú, donde un suave ajo blanco sirve de aliño y le da cremosidad a la ensalada. El espárrago cocinado al dente, unos taquitos de jamón y unos crujientes de maíz le aportan el sabor y la textura que completa esta ensalada.

 

Lomo de caballa marinada en tierra de ajos

Sobre una base de tierra de ajos encontramos los filetes de caballa marinada, acompañados de una emulsión de ajo negro y una fina juliana de judías verdes que contrasta con las diferentes texturas del plato, matices picantes en la tierra resaltan los diferentes sabores de esta elaboración.

Steak tartar de vaca vieja

Muy acertado el steak tartar, presentado con una tosta de pan y acompañado con una yema de huevo de codorniz, para que el comensal pueda terminarlo emulsionándola con la carne. Unos puntos rojos de salsa picante decoran el plato y nos sirven para darle la intensidad de picante que cada cual considere.

 

Alcachofa en holandesa de cítricos

Alcachofas mini hervidas en primer lugar y luego rebozadas y fritas, servidas sobre una salsa holandesa aromatizada con diferentes cítricos.

 

Brandada de bacalao y micro patata rellena de trufa

Servida como base del plato encontramos una fluida y acertada brandada de bacalao, gratinada con el soplete, que le aporta ese punto rustido y que contrasta perfectamente con la textura y el sabor de la patata y la crema de trufa con la que se rellena.

 

Sopa cremosa de pescado con crujiente de fideos

Sorprende de entrada el color negro de la sopa de pescado, con una textura cremosa y un intenso sabor acentuado por la tinta, se termina con unas huevas de mújol y unos fideos finos crujientes.

 

Codorniz, tirabeque y romesco

Pechuga de codorniz cocinada y terminada sutilmente en la plancha que se acompaña de una acertada salsa romesco. Contraste de texturas con el crocante de los tirabeques.

 

Arroz al curry de langostinos con verduritas al dente

Utilizando para esta elaboración un arroz basmati salteado con langostinos y diferentes verduritas cocinadas en su justa medida. Excelente el sabor del curry, curry de calidad, muy aromático, intenso en matices, pero para nada excesivo.

 

Corvina con costra y cebolla marinada en leche de tigre

Divertido plato en el que el contraste de las temperaturas entre la cebolla marinada servida fría y la corvina servida caliente hacen que destaquen más los diferentes sabores de cada una. Perfecto el crocante de maíz que hace de costra en el pescado.

 

Magret de pato a la parrilla flambeado con higos y foie

Sobre una base de mermelada de higos apenas dulce se sirven las láminas del magret de pato cocinadas en su punto. Termina el plato unas virutas de foie que se atemperan antes de servir, lo que hace que se fundan, se integren y le aporten un punto graso a la pechuga del pato. Sabores clásicos del pato muy bien resueltos.

 

Tarta de queso azul

Riquísima la tarta de queso azul, servida en vaso, con una base de galleta, una espuma de queso terminada con una compota de frutos rojos.

 

Trufa

Y para terminar la trufa, golosa ganache de chocolate acompañada de crema de dulce de leche, salsa de chocolate y un polvo de avellana.

 

Carta de vinos Restaurante FLOTE

Ya decía Unamuno que "los vinos no se venden, hay que venderlos", y ésta es la labor de un sumiller o jefe de sala. Sin su cooperación sería difícil que los clientes conocieran vinos de zonas distintas a las clásicas y resultaría imposible rotar esos excelentes vinos.

 

Manuel, jefe de sala del restaurante FLOTE nos aconsejó, para nuestro menú degustación, un vino tinto de la D.O. Ribera del Duero, Entre Palabras 2015, un tempranillo de la finca de Valdemonjas en Quintanilla de Arriba, Valladolid. Con una crianza en barrica de 12 meses, intenso, aromas de fruta roja y notas lácticas (propias del tempranillo). Su paso por boca es fresco y voluminoso, con unos taninos suaves y una buena acidez. Un vino fácil de beber, con un final agradable y notas sutiles de madera.

 

La carta está elaborada por Adrián y Manuel, con la ayuda del distribuidor. A la hora de elegir los vinos que la forman, también se dejan aconsejar por los clientes. No se rigen por un cambio de carta en concreto, cambian vinos según su rotación. Se busca que la variedad de vinos mariden a la perfección con los platos del chef.

 

A pesar de la anarquía de la carta (no siguen una directriz concreta), cada referencia tiene su descripción con una pequeña ficha de cata, que ayuda a entender cada vino, y en algunos incluso los puntos conseguidos por las diferentes guías.

 

Una carta sencilla y dinámica, con alrededor de 40 referencias distintas, donde se le da más importancia a las variedades de uvas que a las marcas, y eso nos gusta. También trabajan con vinos fuera de carta.

 

Por cierto, los postres estuvieron acompañados de Dominio de Requena, D.O. Cava, un espumoso Brut Nature joven de la bodega valenciana de Pago de Tharsys.

 

 

Flote es un restaurante cuya cocina alegre, divertida y sugerente merece una visita para dejarse llevar, seducir, soprender y disfrutar de los sabores y las propuestas del chef Adrián Merenciano.

 

 

FLOTE Restaurante

C/ Navarra, 58. Castelló

Teléfono: 964 03 16 84 - web: floterestaurante.com