Castelló al mes
Castelló al mes - Twitter Castelló al mes - Facebook Castelló al mes - Instagram

Sentits Restaurant (La Vilavella)

Sentits Restaurant (La Vilavella)

 

Nos planteamos, en esta sección, dos líneas de restaurantes claramente distintas. Por una parte, restaurantes de corte gastronómico, más exclusivos, con un tipo de cocina más de vanguardia, muy al día y muy cuidada, donde sorprender al exigente cliente es un reto en cuanto a técnica, puntos de cocción, nuevos sabores, atrevimientos y experiencias. Y, por otra parte, restaurantes más funcionales pensados para aquellas personas o momentos que, a lo mejor, no apetecen mucho las rarezas pero si apetece salir, porque en el fondo todos tenemos esa necesidad, y se apuesta más en aspectos como la funcionalidad. La cocina tradicional, nos ofrecer todo aquello necesario para disfrutar una comida eliminando un poco lo accesorio, sin descuidar la calidad.

 

Hoy nos vamos a la Vilavella, población conocida por sus aguas termales ya utilizadas durante la época romana y que todavía podemos disfrutar en su antiguo balneario. Nos dirigimos a la calle Figueral número 5 en una zona donde es fácil acceder y aparcar.

Siguen el concepto de cocina tradicional, el Chef Juan Arnau ha trabajado en la cocina con su madre Fina Ferrandis durante 20 años. “Una cuina de mare a fill”, eso le ha dado experiencia que ha complementado con diferentes cursos de formación. En marzo de 2019, el propietario y Chef Juan Arnau pone en marcha este nuevo proyecto, y tiene el propósito de ofrecer algo diferente en Vilavella, orientando el menú de diario a aquellos trabajadores que quieren algo diferente y, los fines de semana para familias y amigos que buscan ese algo más que le falta a la gastronomía local.

 

Es un restaurante de menús que ofrece una buena relación calidad-precio en los que va realizando ajustes coincidiendo con las temporadas, cambiando algunos platos e introduciendo nuevas propuestas. Ofrece un espacio amplio y cómodo, con detalles que actualizan el ambiente y le ofrecen cierto encanto, tanto para la comida del día a día, como para cenar los sábados, con una capacidad de 76 comensales, contados sin remontar mesas. Abren todos los días de la semana a mediodía y los sábados para las cenas.

 

Trabaja los menús de diario a un precio asequible, que no va a defraudar por que ofrece lo que se espera de él. Ofrece Menú del día con primeros y segundos a elegir y para fines de semana y días de fiesta el Menú Festivo, más elaborado. Buena comida a buen precio.

 

Nos recibe el Chef Juan Arnau, que tiene la necesidad de un buen profesional de sala que complemente la cocina y gestione las labores de servicio y sumillería. No es el único, ya que andamos faltos de estos profesionales tan necesarios para el buen funcionamiento de un establecimiento de hostelería, y que tenemos un gran centro de formación pública de hostelería y turismo en la provincia, la verdad, bastante desaprovechado en el apartado de servicios. Realmente, una profesión de futuro.

 

Como decíamos, nos recibe el Chef Juan Arnau, que nos acomoda en la mesa, para degustar las especialidades que nos ha preparado para promocionar su nueva aventura en este reportaje.

 

Para comenzar, un entrante de cortesía, que consiste en un vaquerito de Crema caliente de setas, verduras y aceituna negra. Es reconfortante comenzar con una elaboración ligera y a partir de aquí se encadenan sus propuestas.

 

Salteado de ajos tiernos, alcachofa, sepia y chipirón. Servido en plato hondo espolvoreado con pimentón dulce. Combinación acertada, sencilla y tradicional.

Pulpo a la gallega con Parmentier de patatas y almendra. El pulpo tierno y crujiente está cocido y marcado a la brasa, aderezado con pimentón picante. La crema de patata es un buen acompañamiento que se complementa a la perfección con el pulpo.

 

Chipirones sobre fideos crujientes. Unos calamares de tamaño mediano, cincelados, marcados en plancha y terminados con aderezo valenciano, sobre una fideuà de fideos finos acompañada de rodajas de aromático limón. Suave y jugoso.

 

Gambón a la sal. Primero se hace la cama de sal y luego se disponen los gambones encima y se decora con perejil picado. Enorme gamba blanca, con un buen punto de cocción. A continuación, un Erizo relleno de nécora y gamba con Bechamel de pescado, servido en copa plana sobre unas piedras de sal, rellenos de una farsa y napado con una Velouté.

 

Nos parece que por estos lugares son aficionados a los frutos de mar, ya que muchas de las especialidades que Juan nos ha preparado se basan en ellos, ¿es lo que esperan sus potenciales clientes? Al menos es lo que el Chef pretende destacar en esta promoción.

 

Nos sirven una fuente con patatas crujientes con su piel y pimientos de Padrón, preludio de algún plato de carne. Efectivamente, se trata de la guarnición de un Chuletón de Angus de 60-70 días de maduración, de más de 1 kg, sazonado con sal negra. La carne tierna, sabrosa y jugosa es el gran contraste a un menú bastante marino. Buenísima. Los más carnívoros podrían pedir uno por persona. Vale la pena.

Es el momento de los postres, que preparan con las recetas tradicionales de su madre y de su tía, además de algunas elaboraciones que ha aprendido durante su formación.

 

Una Tarta Tiramisú servida en plato, con un bizcocho muy tierno y una crema de relleno sabrosa. Gran sensación de ligereza.

 

Nos sirven dos postres en vasito, servidos sobre hidráulicos: una Tarta de profiteroles con flan de moka y chocolate caliente y Tarta de queso con mermelada de grosellas. Los postres en vasito nos parecen una atractiva forma de presentación, la cantidad adecuada, el juego de texturas y colores que se puede ver, levantar, pensados para sorprender por la vista, además de por el paladar.

El Chef Juan Arnau se sienta en nuestra mesa y conversa con nosotros. Define su cocina como una fusión del tipo de cocina moderna con las recetas tradicionales de toda la vida. Cuida el emplatado, la decoración y platos actuales como los Tataki y los Ceviche. También platos tradicionales como Olleta de la Plana, Fabes con almejes, Jarrete de cordero a la segoviana y bunyols de manetes... de verdad que nos hubiera gustado probarlos.

Un restaurante honesto, con una buena relación entre calidad y precio, confortable, en definitiva, una oferta bastante buena. El hecho de contar con una cocina tradicional hace que sea una opción a tener en cuenta si estamos buscando eso, comer bien y a buen precio.

 

Carta de vinos Restaurante Sentits

 

Juan está al cargo del restaurante SENTITS, así como de la carta de vinos, la cual elabora junto a la colaboración de sus clientes.

 

Cata los vinos antes de ponerlos en carta, para poder aconsejar a sus comensales.

Hace cambio de carta dos veces al año, los vinos que tienen menos rotación salen de la carta y se introducen vinos nuevos.

 

Tambien, trabaja con algunos vinos fuera de carta, particularmente para clientes que les apetezca catar vinos nuevos y diferentes.

 

Para la comida, Juan nos sacó un par de vinos, un blanco y un tinto.

 

El blanco fue un Marques de Vizhoja 2017, albariño fuera de D.O. Destaca su fruta blanca y matices florales junto a agradables recuerdos herbáceos. Ligero y fresco, muestra notas cítricas y afrutadas.

 

El tinto, un tempranillo de la D.O. Ca. Rioja, Oinoz 2015, con 12 meses de crianza en barrica, amplio y suave. Complejo en nariz, donde aparecen los aromas de fruta roja madura acompañados de recuerdos minerales y notas tostadas de la crianza.

 

Restaurante Sentits

Carrer Figueral, 5, 12526 La Vilavella · Teléfono: 640 67 37 15

Facebook: Sentits restaurant