Castelló al mes
Castelló al mes - Twitter Castelló al mes - Facebook Castelló al mes - Instagram

Vinatea restaurant & coctelería (Morella)

Vinatea restaurant & coctelería (Morella)

El restaurante Vinatea está situado en la calle Blasco de Alagón, 17, calle principal de la ciudad amurallada, en los porches donde todavía se celebra el mercado los jueves y los domingos. Toma su nombre de Francesc de Vinatea, vecino de Morella que fue Jurat en Cap de València en la Edad Media, defensor de los Fueros valencianos y símbolo de resistencia en diferentes épocas. El local se abrió el año 1988 y fue regentado por Miriam Querol y Juan Milián, con cuatro generaciones de carniceros en la familia. El local ha cambiado mucho desde aquellos momentos, en que la sala del restaurante se encontraba donde actualmente están la bodega y el pozo.

Se trata de un local acogedor, distinguido y moderno, casi lujoso, con una zona de cocktail bar, chic y joven, como sus actuales regentes.

Àngela Milián, diseñadora gráfica y cocinera de tradición casolana, se formó en Gasma y ha sabido sacarle el jugo a la experiencia de su madre y darle un toque actual presente en sus creaciones.Con el reconocimiento de un Bib Gourmand por su relación calidad precio desde 2012, como uno de los mejores 55 restaurantes de la Comunitat Valenciana, muestra de la madurez culinaria a la que se ha llegado con el tiempo.

Dispone de una amplia oferta gastronómica, menú diario, menú tradición o Vinatea que, con variaciones está presente todo el año, jornadas como la de las tapas de cara al verano y menús temáticos como el de las setas y el de la trufa, que es el que probaremos en esta ocasión.Sus clientes potenciales provienen del turismo y de los vecinos, sobre todo en los fines de semana.

La ingeniosa forma de servir el agua, con una fuente de osmosis que proporciona agua al instante, en tres variantes: natural, fresca y con gas, con un porcentaje de solo 0,13 de dureza y servida en exclusivas botellas con el nombre del restaurante y la siguiente leyenda: “Aigua ARTIC Vinatea. No ha estat envasada, ni emmagatzemada, ni transportada, i és respectuosa amb el medi ambient”.

Empezamos la extensa crónica del menú de la Tuber Melanosporum, un regalo de la naturaleza, del restaurant Vinatea.

Pan artesano con aove picual y mantequilla de trufa. Los panes artesanos y de un productor de Benicarló, pan Blanquet con harina ecológica T80 y pan de Espelta y Miel. Delicia con los aromas de la fermentación y sabores auténticos. Aceite firmado por Varona la Vella, de olivos milenarios de Sant Mateu, un regalo de la memoria, nuestra historia a través del tiempo resumida en gotas doradas, como la sal dorada que sazona la penetrante mantequilla trufada, que sirven en una campana de cristal para sorprender con sus aromas. Nos entrenemos con el pan, el aceite y la mantequilla hecha en casa, untuosa, aromática, intensa y sabrosa y esperamos expectantes el resto del menú.

Comenzamos los aperitivos con un Cherry Mary con cristales de sal dorada de trufa. Medio tomatito cherry osmotizado con el cocktail y en un bocadito encontramos todo el sabor del Bloody Mary, envuelto en la piel natural del tomate y servido sobre una piedra, regalo de la tierra, sal de Yuzu y detalle de trufa.

Pan de queso de leche cruda de oveja de Morella relleno de crema de pesto y lámina de trufa. Queso, harina de tapioca, relleno de pesto y lámina de trufa. Servido sobre plato con forma de hoja acompañado de una piña. Tiene la textura particular que aporta la tapioca y el queso, casi parece un Mochi, el sabor del queso y del pesto se mantienen en el paladar prolongando su degustación.

Paté de caza, mojama, polvo de remolacha y trufa. Un “cruixentet” de paté, deliciosa terrina de pato, cerdo y perdiz, acompañada de remolacha, el toque marino de la mojama y la trufa, todo sobre finísimas y crujientes láminas de pasta filo, con un sabor potente que no satura, equilibrado y atractivo.

Crujiente con brandada de bacalao, salsa agridulce, pimiento del Amazonas y trufa. Los pequeños y dulces pimientos con forma de lágrima, unidas a la cremosa brandada, resultan un bocado delicioso y crocante, decoran este espectáculo de sabor, brotes frescos y trufas. Muy divertido.

Bizcocho de ñoras con sardina, huevo frito de codorniz, chip de ajo y trufa, ahumada con madera de barricas de Jack Daniel’s. Misteriosa introducción envuelta en una aromática niebla del mítico Bourbon que se esfuma al abrir la campana y muestra los presumidos montaditos sobre un bizcocho quick deshidratado, crujiente, liviano y fragante, orgullosos como quien sabe que va a gustar con tan solo una mirada.

Wanton con tartar de solomillo de cerdo duroc de Els Ports, trufa y mayonesa de Garum. Presentado sobre un hidráulico, este gorrino se cría en la zona y tiene la consideración de ibérico. Con la carne melosa, veteada y especiada, es una arriesgada y acertada combinación: El wanton junto al sabor de la emulsión de la fermentación del pescado, que tanto apreciaron los romanos, está sensacional.

Canelones de verduritas escalibadas con crema de pimientos del piquillo, mayonesa de trufa negra y caviar de aove, servida con pétalos de pensamientos, es un plato nutritivo y détox, apropiado para los amantes de platos vegetales.

Raviolis desnudos de requesón de oveja de Morella y espinacas con emulsión de trufa y teja de queso de Tronchón. Hace referencia a su envoltorio que al mismo tiempo está ausente. La textura granulosa del Brull de Morella con su dulzor láctica y la delicada emulsión de trufa, contrastan con un toque picante de pimienta negra y la intensidad y textura del queso dorado.

Croqueta de alga wakame sobre crema de erizo de mar, crujiente de alga nori, vieira caramelizada y perlas de trufa negra. Intenso sabor yodado, a mar, nos aconsejan probarlo en su conjunto, de abajo a arriba, y la sensación es muy buena, salina, esta vez un regalo del Mar.

Salmón marinado con shiromiso, jengibre, mirin, salsa de soja y trufa. Todo envuelto en una palma de platanero, homenaje a Centroamérica con una novedosa técnica de cocción. La presentación es muy original, ya que se prende una llama en la sala hasta que la superficie de la hoja esté totalmente asada y, en su interior, el salmón ha alcanzado la cocción perfecta, como la de un papillote. Con esta técnica amazónica, el sabor de la hoja impregna el salmón, se puede apreciar el verde y dulce sabor del platanero, mezclado con el shiromiso, la trufa y un punto de cocción único.

Magret de pato a la brasa con curry rojo al estilo camboyano de boniato y trufa. El curry rojo con puré de boniato, picante y dulce, suave y personal con la carne marcada en brasa y en su punto justo, aroma de la leña que envuelve perfectamente el resto de fragancias, creando un hilo conductor que le da sentido a este plato tan personal, muy de agradecer.

Helado de romero con dados de piña osmotizados con hidromiel mediterránea, caramelo de polen y galleta especiada. La sabrosa teja de polen y el especiado Speculoos, refrescante y reparador de las papilas gustativas, deja un suave frescor acompañado de las especias y el caramelo. Los golosos y no tan golosos apreciarán las bondades de esta delicada combinación, balsámica y calmante.

Crema quemada de naranja, mango y maracuyá con galleta de cacao y flor de hibiscus confitada. Sabores y texturas tradicionales y exóticos, combinados con la trufa, cómo no, una forma golosa de culminar este menú, otro regalo de la tradición y del esfuerzo de los habitantes de esta tierra dura, única y hospitalaria.

Para acompañar el café, ¡oh sorpresa! Una Trufa de cacao cubano 70%, trufa y aguardiente de Herbés con té matcha, una pequeña sorpresa para paladares exigentes, potente sabor de cacao amargo rebozado con te matcha liofilizado servido sobre una haba de cacao, es casi un requisito acompañarlo con un fino aguardiente de Herbés.

VINATEA, carta de vinos, bodega climatizada, coctelería …

Alrededor de cien referencias de vinos y más de cincuenta de ginebras… esto es parte de lo que te puedes encontrar en VINATEA restaurant & coctelería en Morella. Diego Alcón, jefe de sala, es el encargado, junto con Àngela de darle forma a la generosa carta de vinos que te puedes encontrar en su restaurante.

Vinos “exclusivos” huyendo de las grandes superficies, buscando producto de proximidad y una buena relación calidad-precio, son algunas de las premisas para elaborar la nutrida carta, donde encontramos vinos de la gran mayoría de zonas vinícolas de España, así como algún que otro vino internacional, y también la posibilidad de poder saborear diferentes vinos por copas.

Haciendo cambios anuales de unas veinticinco referencias, cambiando las que menos salida han tenido y añadiendo vinos nuevos con los que poder sorprender a sus clientes. No sin antes pasar una rigurosa prueba, ya que catan todos los vinos nuevos antes de introducirlos en la nueva carta.

Diego nos comenta que todos los vinos de su carta tienen salida, ya que sus clientes se dejan aconsejar, en la mayoría de las veces, por él, y le gusta intentar sorprender con vinos poco conocidos, de ediciones limitadas y de bodegas pequeñas.

Una gran apuesta, que le obliga a estar a la última, tanto en cocina como en sala. Diego es autodidacta, en cuanto a vinos se refiere, unido a su esfuerzo y trabajo y con las ganas de mejorar día a día le hacen amar su trabajo, y no dejar de aprender, dejándose ver, en la medida que su trabajo se lo permite, en catas, ferias y eventos en los que el vino sea el gran protagonista.

Para el menú degustación nos ofreció un vino de proximidad, LO ROIG 2016, de la bodega L´ESTANQUER, situada en Canet Lo Roig (Castellón), elaborado con las variedades de uvas de garnacha y merlot. En nariz se aprecian notas de cereza madura, vainilla, toques sutiles de madera y un punto licoroso, en boca es potente, especiado y con una acidez equilibrada.

Mención especial tiene también el agua que se sirve en VINATEA, desde un equipo dispensador, el cual suministra agua fría, a temperatura ambiente y con gas. Con un sistema de filtración que proporciona un agua de la mejor calidad que claramente se percibe al beberla.

En VINATEA se aprecia a primera vista las ganas de trabajar y de hacer las cosas bien, así como el mejor trato posible para el cliente.

Otra excusa para visitar Morella y quedarse a comer.


¿Qué conclusión podríamos hacer de este menú tan extenso? No todos los profesionales tienen la capacidad de fusionar en armonía la tradición culinaria con las nuevas técnicas y productos que provienen de todo el mundo. La línea que separa un buen resultado de un resultado mediocre es muy fina y es fácil caer en la repetición de técnicas, de sabores y de texturas. Àngela ha conseguido encajar con gracia los bolillos y realizar una filigrana bien trazada, más difícil por la extensión del menú, digna de los reconocimientos de las autoridades gastronómicas y los exigentes clientes.

Lo que ofrece el restaurant Vinatea es más que una experiencia emocionante de gastronomía y es donde creemos que está destacando, o esa es la sensación que tenemos en cuanto a técnica, innovación, fusión, tradición y servicio, y ese punto de exclusividad. En fin, un soplo de aire fresco a la gastronomía de Morella y un regalo para nuestros sentidos.


Vinatea restaurant&cocteleria

C/ Blasco de Alagón, 17. Morella

Teléfono: 964 16 07 44

https://restaurantevinatea.com